Retorno al jugador

Se llama retorno al jugador (RTP, por sus siglas en inglés) al porcentaje de ganancias de un juego que “retorna” a los jugadores en forma de ganancias. En otras palabras, se trata del porcentaje de pago. Por ejemplo, si una tragamonedas entrega USD 100 en premios por cada USD 500 que se juegan en ella, tendrá un porcentaje de pago o retorno teórico al jugador del 20 %.

¿Qué es el RTP o retorno teórico al jugador y por qué es tan importante?

Retorno al Jugador o RTPEn teoría, cuanto más alto es el retorno teórico al jugador, o porcentaje de pago, ganarás más dinero en menos tiempo, o tu presupuesto X te permitirá jugar más tiempo antes de que se agote.

Muchos juegos de casino están diseñados para que de entrada haya una ventaja de la casa, aunque no lo parezca a simple vista. La ruleta europea es uno de ellos. Se calcula que en esta variante de ruleta la ventaja de la casa es del 2,7 %, por lo que la relación de pago de la ruleta no es de 1 a 1, sino de 0,973 a 1.

El valor relativo del RTP

La mayoría de casinos online ofrece los porcentajes de pago de sus juegos como una forma de atraer jugadores. Máquinas tragamonedas y juegos de mesa con altos porcentajes de pago son como cantos de sirena.

Las tragamonedas, por ejemplo, se dividen en dos grandes grupos. Por un lado están aquellas cuyo RTP oscila alrededor del 75 %, y por el otro aquellas que tienen un RTP cercano al 99 %.

Muchos casinos, por otra parte, promocionan sus valores de retorno teórico al jugador a través de auditorías de empresas independientes. Así consiguen sellos, certificaciones de juego justo y licencias de operadores legales.

Sin embargo, como jugador tienes que saber mirar más allá de esos números, tienes que tener en cuenta que esos porcentajes, por más reales que sean, son promedios que se toman a lo largo de períodos de tiempo prolongados, por lo que el RTP podría no beneficiarte en un período de tiempo más acotado, como una tarde, porque al ser un momento aislado el RTP sería completamente diferente. Si tienes en cuenta el porcentaje de pago de un juego de cartas, tienes que pensar en que ese RTP se corresponde con cientos y miles de manos, no con una decena de apuestas en un puñado de manos.

Dicho de una forma más concreta, si te tomas al pie de la letra y de forma aislada el retorno teórico al jugador que tiene un juego podrías perder todo el saldo de tu cuenta en un momento. Al fin de cuentas se trata, también, de que un juego esté frío o caliente, entre otras cosas.

La importancia de la frecuencia de pagos

Vamos a pensar en una máquina tragamonedas de jackpot progresivo. Como todos sabemos, una tragamonedas progresiva puede tener un jackpot de USD 5.000.000 y un RTP del 75 %. Sin embargo, si tenemos en cuenta el jackpot y el RTP de la máquina, no es difícil entender que para cobrar el jackpot, primero hay que jugar un 25 % más, es decir, USD 6.250.000, con lo que la frecuencia de pago será bajísima y la volatilidad muy alta.

Sin embargo, en el momento que alguien gane el premio gordo, el RTP se disparará, y los jugadores ingenuos se lanzarán a la tragamonedas tentados por un RTP increíblemente alto. Mediante este tipo de trucos los casinos se aprovechan de los jugadores distraídos.

En el lado opuesto tenemos a las tragamonedas cuya frecuencia de pago y  RTP son altos. Son aquellas que pagan premios de cuantías reducidas, pero con combinaciones de símbolos mucho más comunes. Su volatilidad, por ende, es mucho menor.

Lo mismo se aplica a otros juegos, como la ruleta, ya que la frecuencia de pagos y el RTP al apostar a color no son los mismos que al apostar a un número, a una columna o una docena.

Conclusión

En resumen, tener en cuenta el RTP de un juego sin pensar en la frecuencia con la que el juego efectúa pagos es un error, porque no se traduce en unas posibilidades de ganar reales y concretas en un momento determinado. Sin embargo, los casinos se aprovechan de que muchos jugadores no entienden que conceptos como el retorno teórico al jugador, la frecuencia de pagos, la volatilidad y la varianza tienen que ser tomados en consideración juntos, y no de forma aislada, para poder determinar las posibilidades de ganar con cierta exactitud.