Baccarat

El baccarat (también conocido como Bacará o Punto y Banca) es el juego de cartas preferido por los High-Rollers y gente importante de los casinos. ¡Incluso es el juego favorito del famoso agente 007! No obstante, eso no significa que el juego esté restringido a un grupo selecto.

El baccarat es un juego que se caracteriza por sus reglas sencillas y estilo rápido, por lo que es ideal para toda clase de apostadores. Si quieres aprender más sobre este juego y ganar en las mesas del casino al mejor estilo de James Bond, sigue leyendo nuestra guía.

Principios básicos para jugar el Baccarat

A diferencia de otros juegos de cartas online como el póker, donde tienes que memorizar diferentes combinaciones, en el baccarat simplemente apuestas por la mano (la de la banca o la del jugador) que estará más cerca de sumar nueve. ¡Eso es todo!

En este juego no tienes que preocuparte de “pasarte” (como en el blackjack) ni formar manos ganadoras. Tu única meta como apostador es adivinar cuál mano será la ganadora: la banca o el jugador (aunque también puedes apostar por un empate).

Valores de las cartas en el Baccarat

Los valores de las cartas en el baccarat son un poco diferentes a lo que quizás ya conozcas. En otros juegos de casino con cartas, las figuras (J, Q y K) tienen un valor de diez y el as puede valer uno u once, según lo más conveniente. No obstante, estos valores no aplican al baccarat, ya que el objetivo del juego es conseguir la mano más cercana a nueve.

Para empezar, el 10 y las figuras J, Q y K tienen un valor de cero, mientras que el as tiene un valor de uno. Las demás cartas de la baraja mantienen sus valores originales.

Algo importante que debes recordar en este juego de cartas es que las manos también se cuentan de manera distinta. En el baccarat, los valores de las manos jamás pueden sobrepasar al nueve, por lo que en el caso de una mano que valga más de nueve se elimina la primera cifra. Por ejemplo, si consigues una mano con 8 y 9 (cuya suma sería 17), se elimina la primera cifra para determinar su verdadero valor (para el ejemplo sería 7).

Conocer el valor de las cartas es uno de los aspectos más importantes en un juego de baccarat. Y si te parece complicado, no te preocupes. Si juegas al baccarat online, el juego hace el conteo automáticamente. Así solo tienes que preocuparte de poner tus apuestas y pasar un buen rato.

Cómo se juega el Baccarat

Ahora que conoces algunos de los aspectos más importantes, llegó la hora de que veas cómo se desarrolla.

Lo primero que debes hacer en un juego de baccarat es realizar tu apuesta por la mano del crupier, el jugador o un empate. Ya que los casinos necesariamente deben tener una ventaja, la mano del crupier tiende a poseer mayores probabilidades de ganar. No obstante, si apuestas por la mano del crupier y ganas, deberás pagar una comisión del 5% que elimina cualquier ventaja que puedas tener en ese escenario.

Las apuestas por las manos del jugador o el crupier se pagan 1 a 1, mientras que un acierto en el empate se paga 8 a 1. No obstante, las probabilidades de acertar en el empate son las más bajas del juego y tienen la mejor ventaja para la casa.

Una vez empieza el juego, el crupier reparte dos cartas al jugador y después a sí mismo. Posteriormente, el jugador y el crupier revelan sus cartas y comparan sus puntajes. No olvides que gana la mano con el valor más cercano a nueve.

Dependiendo de las reglas y la variación del baccarat, es posible que el jugador o el crupier reciban una tercera carta si el valor de sus manos es demasiado bajo. Por lo general, si el valor de las primeras dos cartas es de cinco o menos, el crupier reparte una carta adicional.

En el baccarat no tienes que enfrentarte al crupier ni otros jugadores, ni preocuparte por formar combinaciones ganadoras como en el póker. Además, tampoco tienes que cuidarte de no “pasarte” como en el Blackjack. Lo único que tienes que hacer es apostar por la mano del crupier, la del jugador o por el empate, y divertirte. ¡Es muy fácil!

Variaciones del Baccarat

Existen tres variaciones del juego de baccarat que encontrarás en los casinos. A pesar de que todas siguen las mismas reglas básicas que explicamos anteriormente, hay algunas diferencias importantes que debes tener en cuenta.

Punto y Banca

El juego de punto y banca (también conocido como punto banco) es la versión más popular de baccarat y la que encontrarás generalmente en los casinos online y establecimientos físicos. La característica que define a esta variedad es que los jugadores no manipulan en ningún momento las cartas y solo se limitan a realizar sus apuestas.

En los casinos online puedes jugar al punto y banca en su versión de software o con crupier en vivo, donde puedes ver en tiempo real cómo se desarrolla toda la acción. ¡Es como estar en el casino sin salir de tu casa!

Chemin de Fer

El baccarat Chemin de Fer es la versión favorita de James Bond, y es fácil ver por qué. En esta versión, los apostadores asumen un rol más activo repartiendo las cartas y sirviendo como banca. En una partida de Chemin de Fer, usualmente el jugador que realiza la apuesta más alta se convierte en la banca y tiene la oportunidad de repartir a los demás jugadores de la mesa.

Ya que el Chemin de Fer es un juego de cartas donde los apostadores se enfrentan entre sí, no es muy común en los casinos. Por lo general verás esta versión en los casinos de alta categoría con los requisitos de apuesta más altos. ¡El Chemin de Fer es la modalidad preferida de los grandes apostadores!

Baccarat Banque

El baccarat Banque es una versión muy similar al Chemin de Fer debido a que permite una participación más activa de los jugadores. La principal característica de esta versión es que el jugador que hace las veces de banca (usualmente quien realiza la apuesta más alta) permanece en su sitio a lo largo de varias partidas, hasta que se acaba todo el mazo de cartas. Por este motivo, el baccarat Banque por lo general se juega con menos cartas que en otras versiones.

3 ventajas de jugar al Baccarat online

Si estás buscando una mesa de baccarat para pasar un buen momento, lo mejor que puedes hacer es visitar un casino online. Si todavía tienes dudas, solo echa un vistazo a las siguientes ventajas:

  1. Los pagos son mejores
    ¿Te gusta el baccarat y ganar grandes premios? Por supuesto que sí. En ese caso, es buena idea que visites un casino online. Al jugar al baccarat online puedes disfrutar de pagos más altos y reglas especiales que favorecen a los jugadores.Por ejemplo, en los casinos físicos el empate se paga 8 a 1, mientras que en los casinos online se paga 9 a 1. De igual forma, ciertos casinos cobran comisiones más bajas si apuestas por la mano del crupier.
  2. Puedes jugar gratis
    Lo escuchaste bien: en los casinos online puedes jugar gratis al baccarat. Por supuesto, no podrás ganar ningún premio en efectivo, aunque podrás disfrutar de la experiencia de juego sin arriesgar ni un centavo.Ya que al jugar al baccarat online no tienes que apostar nada, puedes concentrarte en aprender los valores de las cartas o simplemente conocer las diferentes modalidades del juego.
  3. Las apuestas no son tan altas
    El baccarat es el juego favorito de los High-Rollers, por lo que muchas mesas de casinos físicos están reservadas para aquellos con grandes recursos. Si no deseas apostar todo tu presupuesto, puedes visitar un casino online y acceder a mesas con límites bajos. Así podrás disfrutar del juego en todo su esplendor sin arriesgar los ahorros de toda tu vida.

Con todas estas ventajas, es difícil decirle “no” a una buena partida de baccarat en un casino online. Si quieres ponerte en los zapatos de tu agente secreto favorito, ve ahora mismo a uno de los casinos recomendados en casino-com.cl y accede a una de las mesas.